Abrir el corazón a Dios.
¡No sé cómo abrirle el corazón a Dios! Tres consejos que no te fallarán